8 consejos a la hora de comprar un sofá de piel

Son sinónimo de clase, elegancia y distinción. Y son capaces de revalorizar por completo cualquier estancia, se trata de los sofás de piel. ¿Has pensando en comprar un sofá de piel cara cara a re decorar el salón o el comedor en tu casa? Ojo, ten en cuenta estos consejos a la hora de comprar un sofá de piel.

 

Qué duda cabe que el sofá se ha convertido en uno de los muebles más importantes de nuestra casa. Es el lugar de reunión de una amena reunión entre amigos, de un momento romántico con nuestra pareja viendo una película o la finalización del día en buena compañía rodeado de nuestra familia. Comprar un sofá de calidad debe ser siempre una prioridad, más allá del precio o de estos motivos. Siempre debemos optar por un sofá que nos duré en el tiempo. En este sentido, la mejor elección son los sofás de piel. Aunque los sofás de tela no tienen nada que envidiarles, los sofás de piel tienen ese punto de glamour, estilo y excelencia que nos ofrecen la oportunidad de transformar por completo cualquier estancia. Una idea más que interesante a la hora de cambiar nuestro sofá y optar por un mueble que significa todo un valor seguro en cualquier salón.

Consejos al comprar un sofá de piel

1.  Luz. La luz natural es muy importante cara a lucir mejor nuestro sofá de piel. Por ello es importante que antes de comprarlo sepas muy bien dónde va a ir colocado. Los sofás de piel más comprados suelen ser los más oscuros. Aprovecha, sin duda, la luz natural.

2. Número de plazas. ¿Cuántos sois en casa? En base al número de personas, compra tu sofá  sofás de piel. Te recomendamos siempre comprar dos sofás, uno de tres plazas y otro de dos para tener más espacio en el caso de que seáis 4 personas en el cómputo familiar.

3. Animales. Si tienes animales, sea un sofá de piel o sea un sofá de tela, debes tener muy en cuenta que si dejas que éstos suban a él pueden dañar el tapizado con sus patitas. Protege tu sofá también con una funda desde el primer día.

4. El precio. Por norma general, los sofás de piel suelen ser algo más caros que los sofás de tela, ten esto en cuenta. Aunque la diferencia no es abismal, te aconsejamos que por su belleza y máximo confort optes por uno de nuestros sofás de piel.

5. Calidad de la piel. Si tienes alguna duda sobre la piel con el que está fabricado el tapiz del sofá, pregunta e infórmate sobre su origen y procedencia.  Hay diferentes tipos de tapizado al respecto.

6. Mantenimiento. Antes de comprar un sofá de piel, pregunta sobre su mantenimiento es decir cómo limpiarlo, cómo eliminar las manchas y el vertido de líquidos, qué productos no usar porque son corrosivos…

7. Peso. Debes saber que los sofás de piel son algo más pesados que los sofás de tela por lo que si eres un/a aficionado/a a la limpieza constante y sueles retirar los sofás para limpiar bajo de ellos, te costará más apartarlo…

8. Comodidad y confort. No te preocupes por la comodidad y el confort de estos sofás respecto a los sofás de tela, ¡todos son igual de cómodos! En la actualidad, estos tresillos son igual de confortables que cualquier sofá tradicional, que sean de piel no significa que sea menos duro.

deja un comentario

Asegúrese de introducir la información (*) requerida donde se indica. No está permitido el Código HTML.

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.

Madrid