8 alertas que te revelan que debes cambiar de sofá

Nada es eterno, tampoco un sofá. ¿Aún tienes en casa el sofá de toda la vida? ¡deberías cambiártelo! Ya no solo porque las modas varían, sino porque incluso hasta tu salud podría estar lanzándote algún que otro aviso. Presta atención a estas alertas que te revelan que debes comprar un sofá nuevo.

¿Verdad que no usas la misma ropa de hace años? ¿A que sí sueles renovar tu teléfono móvil cada cierto tiempo? Incluso los electrodomésticos más importantes de casa terminan tarde o temprano pasando a mejor vida. Lo mismo ocurre con tu sofá. Aunque los tresillos de hoy en día han evolucionado sobremanera respecto a los sofás de antes y además ofrecen mayores prestaciones fruto de mejores diseños y del avance de la tecnología aplicada a estos muebles, lo cierto es que tu sofá también necesita un cambio cada cierto tiempo. Su continuo uso, unas incorrectas tareas de mantenimiento o sucesivas mudanzas pueden además mermar su calidad y confort. Te contamos qué alertas tener en cuenta que pueden estar revelándote que debes cambiar de sofá. Toma nota.

1. Pasado de moda. Tan solo debes echar una ojeada, por ejemplo, a nuestro CATÁLOGO DE SOFÁS. Y compáralos con el tuyo. O compara el de tus amigos con el tuyo. ¿Verdad que ya lo tienes tanto tiempo que es preciso que lo cambies?

2. Dolores en la espalda. Puede ser que tus dolores actuales de espalda sean fruto de que necesitas comprar un sofá nuevo. De tanto uso, éste ha podido perder su consistencia y fortaleza en cualquiera de sus partes.

3. Demasiados arreglos. Si ya has hecho demasiado remiendos a tu sofá, es hora de que compres un sofá nuevo y te dejes de innovar con parches que lo que están haciendo es alargar una agonía que no te lleva a ningún lado…

4. Sois más en casa. Quizás os ha pasado que el sofá actual os ha quedado pequeño. Que sois más gente en casa o no tenéis hueco para los invitados, ¿por qué no comprar un sofá nuevo acorde a los nuevos tiempos?

5. No es nada cómodo. Si cuando te sientas observas que tu sofá ya no es tan cómodo como antes es que, cómo no, ha perdido la consistencia de los inicios. Si aún tienes un sofá de muelles, mejor deshazte de él y súmate a las nuevas tendencias en tresillos.

6. Asientos hundidos. El continuo uso o el mal trato al sofá lleva, con el tiempo, a que este acabe hundiéndose en alguna de sus partes, sobre todo en las más usadas. Otra alerta de que necesitas comprar un sofá.

7. Olor y manchas. La falta de higiene debido a su gran uso y un mal mantenimiento pueden llevar a que tu sofá esté lejos de ser el tresillo donde antes daba gusto sentarse. ¡Cámbialo!

8. Está cojo. A veces es más caro arreglar un sofá que comprar un sofá nuevo, no lo olvides. En Galerías del Tresillo te ofrecemos una cómoda financiación para pagar tu sofá sin enterarte. ¿Hablamos?

 

 

deja un comentario

Asegúrese de introducir la información (*) requerida donde se indica. No está permitido el Código HTML.

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.

Madrid